Inicio   |   Contáctenos

CUESTIONARIOS DE AUTODIAGNÓSTICO

A través de este espacio, la Fundación Génesis desea poner a disposición de los usuarios unos cuestionarios de autodiagnóstico que le permitan conocer la realidad de su condición. Estos cuestionarios los tomamos directamente de Narcóticos Anónimos y Alcohólicos Anónimos. Contamos con los siguientes cuestionarios:

 

SOY ADICTO?

Tomado de Narcotics Anonymous (http://www.na.org)
Literatura online en Español

Traducción de literatura aprobada por la Confraternidad de NA.
Copyright © 1993 by
Narcotics Anonymous World Services, Inc.
Reservados todos los derechos.

Sólo tú puedes contestar esta pregunta.

Es posible que no te resulte fácil. Mientras consumíamos, siempre dijimos que podíamos controlarnos. Aunque al principio fuera cierto, ahora ya no lo es. Las drogas terminaron controlándonos a nosotros. Vivíamos para consumirlas y las consumíamos para vivir. Un adicto es simplemente una persona cuya vida está controlada por las drogas.

Quizá admitas que tienes problemas de drogas, pero no te consideras adicto. Todos tenemos ideas preconcebidas acerca de lo que es un adicto. na vez que hayas empezado a tomar medidas positivas, no hay nada vergonzoso en el hecho de serlo. Si te puedes identificar con nuestros problemas, tal vez puedas indentificarte con nuestras soluciones. Las siguientes preguntas fueron redactadas por adictos de Narcóticos Anónimos en recuperación. Si tienes alguna duda acerca de si eres o no adicto, tómate unos minutos para leer estas preguntas y contestarlas lo más honestamente que puedas.

1. ¿Consumes alguna vez a solas? sí.... no
2. ¿Has sustituido una droga por otra, creyendo que ésta en particular era tu problema? sí .. no
3. ¿Has manipulado o mentido a algún médico para conseguir una receta? sí .. no
4. ¿Alguna vez has robado drogas, o has robado algo para conseguirlas? sí .. no
5. ¿Consumes habitualmente alguna droga al levantarte o al acostarte? sí .. no
6. ¿Has consumido alguna droga para contrarrestar los efectos de otra? sí .. no
7. ¿Evitas a la gente que no aprueba tu consumo de drogas? sí .. no
8. ¿Has consumido alguna vez una sustancia sin saber qué era o qué efectos tenía? sí .. no
9. ¿Tu consumo de drogas, ha afectado negativamente tu rendimiento en el trabajo o en los estudios? sí .. no
10. ¿Te han detenido alguna vez por consumir drogas? sí .. no
11. ¿Has mentido alguna vez sobre el tipo de drogas o la cantidad que consumías? sí .. no
12. ¿Pones la compra de drogas por encima de tus responsabilidades económicas? sí .. no
13. ¿Has intentado alguna vez parar o controlar tu consumo? sí .. no
14. ¿Has estado en la cárcel, en el hospital o en algún centro de rehabilitación por culpa de las drogas? sí .. no
15. ¿Tu consumo de drogas altera tus hábitos de comer o dormir? sí .. no
16. ¿Te aterroriza la idea de estar sin drogas? sí .. no
17. ¿Crees que es imposible para ti vivir sin drogas? sí .. no
18. ¿Dudas alguna vez de tu sano juicio? sí .. no
19. ¿Crea conflictos en tu casa tu consumo de drogas? sí .. no
20. ¿Alguna vez has pensado que sin drogas no encajas, o no podrías divertirte? sí .. no
21. ¿Alguna vez te has puesto a la defensiva o te has sentido culpable o avergonzado por tu consumo? sí .. no
22. ¿Piensas mucho en las drogas? sí .. no
23. ¿Tienes miedos irracionales o indefinidos? sí .. no
24. ¿Tu consumo de drogas ha afectado tus relaciones sexuales? sí .. no
25. ¿Has consumido otras drogas además de tus favoritas? sí .. no
26. ¿Alguna vez has consumido drogas por culpa de problemas emocionales o por tensiones? sí .. no
27. ¿Has sufrido alguna vez una sobredosis? sí .. no
28. ¿Continúas consumiendo a pesar de las consecuencias negativas? sí .. no
29. ¿Piensas que tal vez tengas problemas de drogas? sí .. no


«¿Soy adicto?» Esta es una pregunta que sólo tú puedes contestar. Todos hemos contestado «sí» a distinta cantidad de preguntas. El número en sí no tiene tanta importancia como el hecho de saber cómo nos sentíamos por dentro y cómo la adicción había afectado nuestra vida. En algunas de estas preguntas ni siquiera se mencionan las drogas, porque la adicción es una enfermedad traicionera que afecta todas las áreas de nuestra vida, incluso las que en un principio parecen tener poco que ver con la droga. Los distintos tipos de drogas que consumíamos no tenían tanta importancia, como las razones que nos hacían tomarlas y el resultado que produjeron en nosotros. La primera vez que leímos estas preguntas, nos espantó la idea de que pudiéramos ser adictos. Algunos intentamos rechazarla diciéndonos:

«¡Bah!, estas preguntas no tienen sentido.» o

«Yo soy diferente. Sé que tomo drogas, pero no soy adicto: tengo problemas reales de familia/trabajo/afectivos.» o

«Lo que pasa es que ahora estoy pasando por una mala racha.» o

«Podré parar cuando encuentre el trabajo, la persona, etc. que necesito.»

Si eres adicto, antes de que puedas hacer ningún progreso hacia la recuperación, primero tienes que admitir que tienes un problema con las drogas. Estas preguntas, siempre que las hayas abordado con honestidad, pueden servir para mostrarte como el consumo de drogas ha hecho tu vida ingobernable. La adicción es una enfermedad que, sin la recuperación, termina en cárceles, hospitales, manicomios o con la muerte. Muchos llegamos a Narcóticos Anónimos porque las drogas ya no nos daban lo que nos hacía falta. La adicción nos quita la dignidad, el amor propio, la familia, los seres queridos y hasta el mismo deseo de vivir. Si todavía no has llegado a este punto de tu adicción, no hace falta que llegues. Sabemos que nuestro infierno estaba dentro de nosotros. Si quieres ayuda, la puedes encontrar en Narcóticos Anónimos.

«Buscábamos una respuesta cuando pedimos ayuda y encontramos Narcóticos Anónimos. Llegamos a nuestra primera reunión derrotados y sin saber lo que nos esperaba. Después de haber estado en una o en varias reuniones, empezamos a sentir que los demás se preocupaban por nosotros y estaban dispuestos a ayudarnos. Aunque nuestra mente nos decía que nunca lo conseguiríamos, las personas de la confraternidad nos dieron esperanzas insistiendo en nuestras posibilidades de recuperación. Descubrimos que cualquiera de las cosas que hubiéramos pensado o hecho en el pasado, otros también las habían creído y hecho. Rodeados de otros adictos nos dimos cuenta de que ya no estábamos solos. La recuperación se hace realidad en las reuniones. Está en juego nuestra vida. Vimos que si anteponemos la recuperación a todo lo demás, el programa funciona. Tuvimos que enfrentarnos con estos tres puntos conflictivos:

1. Somos impotentes ante la adicción y nuestra vida es ingobernable.
2. Aunque no somos responsables de nuestra enfermedad, somos responsables de nuestra recuperación.
3. Ya no podemos seguir echando la culpa de nuestra adicción a los demás, a los lugares ni a las cosas. Tenemos que afrontar nuestros propios problemas y nuestros sentimientos.


AUTODIAGNÓSTICO DE ALCOHOLISMO

Tomado de Alcoholics Anonymous (http://www.aa.org)
Versión Español: ¿Es A.A. para usted?

Doce preguntas que sólo usted puede contestar
Copyright © 1986, 1993 por A.A. World Services, Inc.

Nosotros los miembros de A.A. llegamos al programa porque reconocimos finalmente que no podíamos controlar nuestra forma de beber. Al principio estábamos poco dispuestos a admitir que nunca podríamos beber sin peligro. Pero los miembros experimentados de A.A. nos explicaron que sufríamos de una enfermedad. (Así nos había parecido durante largos años!) Nos enteramos de que mucha gente estaba afligida por los mismos sentimientos de culpabilidad, soledad y desesperación que nosotros teníamos. Descubrimos que teníamos esos sentimientos porque padecíamos de la enfermedad del alcoholismo.

Tomamos la decisión de tratar de hacer frente a la realidad de los efectos del alcohol en nuestras vidas. A continuación se encuentran algunas de las preguntas que tratamos de contestar con sinceridad. Si respondimos SÍ a cuatro o más preguntas, lo tomamos como indicación de que teníamos un grave problema con la bebida. Pruébelo usted. Recuerde, no es una vergüenza enfrentarse al hecho de que se tiene un problema.

Responda SI o NO a las siguientes preguntas:

1 - ¿Ha tratado alguna vez de dejar de beber durante una semana o más, sin haber podido cumplir el plazo? La mayoría de los A.A. hicimos todo tipo de promesas a nosotros mismos y a nuestras familias. No pudimos cumplirlas. Luego llegamos a A.A., y A.A. nos dijo: Trate de no beber hoy. (Si no bebe hoy, hoy no se emborrachará.)

Sí / No

2 - ¿Le fastidian los consejos de otras personas en cuanto a su forma de beber—le gustaría que dejasen de entrometerse en sus asuntos? En A.A. no decimos a nadie lo que tiene que hacer. Hablamos simplemente de nuestras experiencias con la bebida, los líos en que nos metíamos, y cómo logramos dejar de beber. Nos agradaría ayudarle si así lo desea.

Sí / No

3 - ¿Ha cambiado de una clase de bebida a otra con objeto de evitar emborracharse? Intentamos multitud de trucos. Nos hacíamos bebidas suaves. Tomábamos solamente cerveza. No tomábamos cócteles. Bebíamos solamente los fines de semana. Todo lo que se pueda imaginar, ya lo hemos probado. Pero si tomábamos algo que contuviera alcohol, generalmente acabábamos por emborracharnos.

Sí / No

4 - ¿Se ha tenido que tomar algún trago al levantarse por la mañana durante el año pasado? Necesita un trago para ponerse en marcha, o para quitarse los temblores? Esta es una indicación bastante segura de que usted no es un bebedor "social".

Sí / No

5 - ¿Tiene envidia de las personas que pueden beber sin meterse en líos? Casi todos nosotros nos hemos preguntado alguna vez por qué no somos como la mayoría de la gente, que pueden realmente tomarlo o dejarlo.

Sí / No

6 - ¿Ha tenido algún problema relacionado con la bebida durante el año pasado? Sea sincero! Los médicos dicen que si se tiene un problema con el alcohol y se sigue bebiendo, el problema va a empeorar, nunca mejorar. Al final, morirá, o acabará en una institución para pasar confinado lo que le quede de vida. La única esperanza está en dejar de beber.

Sí / No

7 - ¿Ha causado su forma de beber dificultades en casa? Antes de llegar a A.A., casi todos solíamos decir que lo que nos impulsaba a beber eran nuestros problemas familiares o las personas con quienes vivíamos. No se nos ocurrió nunca que la bebida lo hacía todo cada vez peor, que nunca solucionó problema alguno.

Sí / No

8 - ¿Trata usted de conseguir tragos "extras" en las fiestas, por temor de no tener suficiente? La mayoría de nosotros solíamos tomarnos "unos cuantos" tragos antes de ir a una fiesta, si creíamos que no nos iba a bastar la ración. Y si no nos servían con la suficiente rapidez, íbamos a otra parte para conseguir más.

Sí / No

9 - ¿Persiste usted en decir que puede dejar de beber en el momento que quiera, a pesar de que sigue emborrachándose cuando no quiere? Muchos de nosotros nos engañábamos diciendo que bebíamos porque queríamos beber. Después de unirnos a A.A., llegamos a saber que una vez que empezábamos a beber, no podíamos parar.

Sí / No

10 - ¿Ha faltado a su trabajo o a la escuela a causa de la bebida? Muchos de nosotros ahora reconocemos que a menudo nos ausentábamos "por estar enfermos" cuando en realidad estábamos con resaca o borrachos.

Sí / No

11 - ¿Ha tenido "lagunas mentales"? Ha pasado horas o días bebiendo sin poder acordarse de lo que hizo o qué le pasó? Al llegar a A.A., descubrimos que esa era una indicación bastante segura del alcoholismo.

Sí / No

12 - ¿Ha pensado que llevaría una vida mejor si no bebiera? Muchos de nosotros empezamos a beber porque la bebida hacía que la vida nos pareciera más agradable, al menos por algún tiempo. Luego nos sentimos atrapados. Estábamos bebiendo para vivir y viviendo para beber. Estábamos hartos de estar hartos y recurrimos a A.A.

Sí / No

¿Respondió SÍ a cuatro o más preguntas? De ser así, es probable que tenga un problema con el alcohol. ¿Por qué decimos esto? Porque miles de miembros de A.A. lo han dicho durante muchos años. La dura experiencia les ha enseñado la verdad respecto a sí mismos.

Pero repetimos que solamente usted puede decidir si le parece que A.A. le puede ser útil. Considérelo con mente abierta. Siresponde afirmativamente, nos agradaría enseñarle cómo nosotros logramos dejar de beber. No tiene que hacer más que llamarnos.

A.A. no promete resolver los problemas de su vida. Pero podemos enseñarle cómo vamos aprendiendo a vivir sin beber "un día a la vez." Nos mantenemos alejados de aquel primer trago. Si no nos tomamos el primer trago, no podremos tomarnos el décimo. Al liberarnos de la bebida, encontramos la vida mucho más fácil de manejar.

Copyright © por “The A.A. Grapevine, Inc.” reimpreso con permiso.

 

Derechos protegidos - Fundación Génesis Inicio   |    Nosotros   |    Tratamiento   |    Actividades   |    Nuestro Equipo   |    Contáctenos