Inicio   |   Contáctenos

METANFETAMINAS

Las metanfetaminas (denominados fármacos de diseño), son drogas estimulantes sumamente adictivas, cuyo consumo ha alcanzado proporciones epidémicas, causa cambios prolongados en el cerebro que se han asociado con el deterioro de la memoria y la coordinación motriz. Es una droga estimulante adictiva que activa vigorosamente ciertos sistemas del cerebro. Guarda una estrecha relación química con la anfetamina, pero sus efectos sobre el sistema nervioso central son mayores. Ambas drogas tienen usos terapéuticos limitados, principalmente en el tratamiento de la obesidad.

La metanfetamina se elabora en laboratorios ilegales y tiene un alto potencial para el abuso y la adicción. El producto vendido en la calle se conoce por muchos nombres como "anfetas", "meta" y "tiza" en español ("speed", "meth" y "chalk" en inglés). El clorhidrato de metanfetamina consiste de pedazos de cristales transparentes parecidos al hielo, que se pueden inhalar fumándolos. En esta forma se conoce como "hielo", "cristal" y "vidrio" en español ("ice", "cristal", "glass" y "tina" en inglés).

Efectos psicológicos

•  Confusión.

•  Depresión.

•  Dificultad para conciliar el sueño.

•  Ansiedad severa. Paranoia.

•  Euforia.

•  Aumento de la agresividad.

•  Insomnio.

•  Alucinaciones auditivas.

•  Estados de animo alterados.

•  Delirio.

 

Efectos físicos

•  Tensión muscular.

•  Nausea Visión borrosa.

•  Provoca movimientos oculares rápidos

•  La temperatura corporal. (hipertermia)

•  Daño neurológico.

•  Reducción en el apetito.

•  Aumento de actividad física.

 

Efectos a largo plazo

•  Sicosis de dependencia y adicción

•  Paranoia

•  Alucinaciones

•  Trastornos de humor

•  Actividad repetitiva de los sistemas motorizados del cuerpo.

•  Derrame cerebral

Pérdida de peso

 

Síndrome de abstinencia

•  Depresión.

•  Ansiedad.

•  Fatiga.

•  Paranoia.

•  Agresión.

•  Deseo intenso por la sustancia.

 

Efectos fisiológicos

Aunque la estructura química de la metanfetamina es similar a la de la anfetamina, sus efectos sobre el sistema nervioso central son más pronunciados. La molécula de metanfetamina tiene la destreza de cruzar muy fácilmente la barrera que separa al cerebro del resto del cuerpo, conocida como barrera hematoencefálica . Esta habilidad permite que los niveles de sustancia en el cerebro alcancen unas 10 veces los niveles en sangre, logrando ejercer su acción casi exclusivamente sobre el sistema nervioso central . La metanfetamina está indicada en el tratamiento de la narcolepsia , del desorden caracterizado por déficit de atención , y también, en el control de la obesidad

Abuso

Como ya se ha mencionado, la metanfetamina es un estimulante incluido por la Convención Internacional de Psicotrópicos, lo cual significa que la droga tiene un alto potencial de abuso y sólo es accesible por medio de recetas médicas oficiales, que no se pueden renovar.

La metanfetamina es conocida por su reputación de estimulante adictivo. Como la anfetamina , esta droga incrementa la actividad, reduce el apetito y produce una sensación general de bienestar. Excita receptores neuronales vinculados a las señales de recompensa y gratificación: produce euforia, alivia la fatiga y mejora el rendimiento en tareas simples.

Los efectos de la metanfetamina pueden durar hasta 6 u 8 horas. Los adictos a esta sustancia, pueden permanecer despiertos por varios días generando un creciente agotamiento físico, psicológico y cognitivo. Sin embargo, la droga bloquea las señales somáticas (como fatiga, sueño, hambre) que advierten sobre el deterioro funcional progresivo. En estos casos, una vez que la droga abandona el organismo, estas personas pueden experimentar estados de gran agitación psicomotriz, a veces asociados con comportamientos violentos y delirios persecutorios, llegando a cuadros de disociación psíquica apenas diferenciables de los que caracterizan a una esquizofrenia de tipo paranoide. Estas manifestaciones psiquiátricas de toxicidad se producen por sobredosificación o en casos de abuso crónico de altas dosis (especialmente por vía parenteral ), y se denominan psicosis anfetamínica en la práctica clínica.

Métodos de Consumo:

  • Se fuma

  • Se ingiere

  • Se inhala

  • Se inyecta

¿Cuáles tratamientos usan para los que abusan de la metanfetamina?

Los tratamientos más efectivos contra la adicción de la metanfetamina son las intervenciones en la conducta cognoscitiva. Estos métodos están diseñados para ayudar a modificar la forma de pensar, la expectativa y conducta del paciente, y aumentar la capacidad para hacerle frente a los factores estresantes en su vida. Grupos de apoyo y recuperación de la metanfetamina también parecen funcionar cuando usados en conjunto con las intervenciones del comportamiento. Estos pueden llevar al paciente a una recuperación completa liberándolo del uso las drogas a largo plazo.

Actualmente, no existen tratamientos farmacéuticos que curen la dependencia de la metanfetamina. El método farmacológico actual se ha adoptado de la experiencia con tratamientos usados en casos de dependencia de la cocaína. Desafortunadamente, este método no ha tenido mucho éxito ya que ningún agente en particular ha sido eficaz en los estudios clínicos controlados. Medicamentos antidepresivos ayudan a combatir los síntomas depresivos que se ven frecuentemente en aquellos usuarios de la metanfetamina que han dejado de usar la droga.

 

Derechos protegidos - Fundación Génesis Inicio   |    Nosotros   |    Tratamiento   |    Actividades   |    Nuestro Equipo   |    Contáctenos