Inicio   |   Contáctenos

DESINTOXICACIÓN DE ALCOHOL Y DROGAS

La desintoxicación es uno de los primeros pasos en el tratamiento prolongado de la enfermedad de la adicción.

Consiste en la eliminación de la sustancia tóxica del organismo. El objetivo principal es romper con la dependencia física o fisiológica. El procedimiento es simplemente la supresión de las drogas. Habitualmente se usan medicamentos para minimizar el síndrome de abstinencia o para tratar las consecuencias físicas de la dependencia.

La eliminación del tóxico se produce de manera espontanea. De ahí que en muchos casos contando con el apoyo psicosocial, cuando el paciente esta decidido a dejar de consumir la droga de la cual depende, puede hacerlo por si mismo. El único riesgo es el síndrome de abstinencia, que puede ser muy grave en la dependencia de las bebidas alcohólicas y de los barbitúricos.

La desintoxicación en definitiva es un paso más del tratamiento. Puede ser una buena puerta de entrada, pero por si solo no resuelve el problema de la enfermedad de la adicción. El tratamiento de la dependencia y sus complicaciones puede durar meses e incluso unos años.

Tras la desintoxicación, si la persona no esta en tratamiento a largo plazo, lo más probable es que al cabo de pocos días o semanas, vuelva a estar tan mal a como antes. En cualquier caso el punto clave para enfrentar el síndrome de abstinencia, es la propia motivación del paciente. Con un alto grado de motivación personal y con la ayuda del entorno, se puede superar el síndrome. Mientras que cuando el paciente no esta decidido a abandonar las drogas, por más ayuda que reciba, es difícil que logre conseguirlo, y aunque lograra conseguirlo, tendrá más oportunidades para recaer a corto plazo.

Desintoxicación de alcohol

Implica una limpieza de toxinas. Sin embargo, en personas con dependencia a una sustancia química, la desintoxicación se asocia usualmente con el síndrome de abstinencia, esto es, con el conjunto predecible de síntomas que siguen a una interrupción brusca de la toma de una sustancia que se ha consumido de manera estable y compulsiva durante un periodo de tiempo.

El síndrome de abstinencia es el principal obstáculo para recuperarse de la adicción al alcohol

la abstinencia de alcohol produce unos síntomas opuestos a los efectos farmacológicos directos del alcohol . En el sistema nervioso central, el alcohol interfiere con los procesos por los que ciertas células nerviosas reciben la orden de activarse o excitarse. Así mismo, intensifica los procesos por los que se ordena a ciertas células a contenerse. Así, el etanol actúa como un inhibidor bioquímico inespecífico de la actividad del sistema nervioso central.

Durante la abstinencia , como se ha señalado, el sistema nervioso central experimenta una reversión de este efecto: los procesos de excitación se aumentan mientras que los procesos inhibitorios se reducen. Tales cambios pueden tener como consecuencia una hiperactivación del sistema nervioso central cuando se suprime la ingesta de alcohol .

Así, reiteradas abstinencias de alcohol sin tratamiento pueden tener como consecuencia un daño directo del hipocampo. Por estas razones, el tratamiento de desintoxicación de alcohol sin un manejo médico y un nivel de cuidados adecuados constituye un gran riesgo para la salud e incluso la vida de los pacientes. Hay que recordar que la dureza del síndrome de abstinencia del alcohol conlleva un riesgo muy alto de recaída especialmente durante sus primeras etapas, en parte porque el ansia por el consumo de alcoho l es provocada fácilmente por pensamientos sobre estímulos asociados a la droga.

 

Para solicitar mayor información de nuestros servicios y tratamiento por favor contáctenos, sede Bogotá. Nos dará mucho gusto contestar cualquier inquietud que pueda tener.

 

 

Derechos protegidos - Fundación Génesis Inicio   |    Nosotros   |    Tratamiento   |    Actividades   |    Nuestro Equipo   |    Contáctenos