Inicio   |   Contáctenos

ARTÍCULOS E INVESTIGACIONES

La Fundación Génesis abre un espacio para publicación de investigaciones y artículos elaborados por nosotros, incentivando de esta manera el espíritu investigativo y científico que nos caracteriza. Con la experiencia lograremos capturar y generar conocimiento en el área de las adicciones y problemáticas asociadas.

En esta oportunidad presentamos el siguiente artículo sobre CODEPENDENCIA, elaborado por nuestra especialista Adriana Jaramillo. psicóloga de familia.

 

CODEPENDENCIA

Al escuchar esta palabra muchos no sabemos el significado que tiene el termino codependencia, tal vez por que poco se habla de ella, a no ser de que se tenga un pariente cercano con problemas de adicción a las drogas y también si hemos participado en programas de familia donde nos han explicado que por consecuencia de una familia disfuncional se pueden presentar estas problemáticas. Pues bien, la codependencia hace parte de una adicción, donde la droga es disimulada en su apariencia y oculta en sus manifestaciones. Nadie la ve, si no se sabe como buscarla, es invisible y establece el control sobre el otro y desarrolla mecanismos de defensa que inhabilitan a la persona en su capacidad de interpretación de la realidad externa.

La adicción a las drogas hace a la persona dependiente de una sustancia ya sea la marihuana, el alcohol, cocaína etc., para inhibir su realidad con la cual no esta de acuerdo, el codependiente, por su parte, depende de la conducta de otra persona para sentir que su vida esta controlada, es decir, asume la identidad del otro para escapar de su realidad al igual que el adicto a las drogas. Esta persona empieza a ejercer un control sobre el otro de manera que asume todo el sufrimiento de los demás como propio y pretende resolver los problemas de quien lo rodea, se vuelve facilitador y comparte la dependencia del adicto.

Así pues, el adicto no necesita para la perpetuación de su enfermedad la reciprocidad de relaciones humanas como el codependiente, este solo se conforma con su dosis y de esta manera concluye su ansiedad, es decir busca un elemento externo para controlar su vida la cual no puede aceptar.

Todo ser humano desarrolla adicciones en el transcurrir de la vida al querer negar una necesidad que no suplió en su desarrollo, por lo tanto, no tiene un control interno propio y busca suplir este vacío emocional con un objeto externo por medio del cual asume tener el control interno, en este caso una persona de quien hacerse cargo, ya que el codependiente no se hace cargo de si mismo, no se conoce, no tiene limites, carece de capacidad para brindarse amor a si mismo, y desarrolla alrededor de ella relaciones enfermizas.

Al desarrollar la codependencia vivimos de manera parcial, creyendo que nuestra vida trascurre normalmente, cuando en realidad estamos enfermos y no nos vemos, vemos las necesidades y prioridades de los demás y no las nuestras, nos olvidamos que al estar bien consigo mismo es decir, amarnos, conocer quienes somos, que permitimos y que no permitimos en nuestra vida, podremos brindar a los demás lo bueno que tenemos y por lo tanto, ellos estarán bien, por que son al igual que nosotros libres de tomar determinaciones y elecciones de vida. Nos daremos cuenta que no tendremos que estar ahí siempre vigilantes, salvadores para que los demás ejerzan su crecimiento personal.

Cuando una persona es facilitadota no deja asumir las consecuencias de sus actos a los demás, no lo deja crecer y por lo tanto se genera una inseguridad en el otro porque de una manera inconsciente le esta diciendo “inútil no puedes hacer nada sin mí”, esto va generando una ira mutua, en el codependiente ira por no tener conciencia que nadie puede controlar la vida del otro, cuando pierde el control del otro se desborda no controla sus sentimiento y genera una sentimiento de culpa por las decisiones que toman los demás, en la otra persona se genera ira por que “me están impidiendo ser”, pero no hace nada por remediarlo, se acomoda a la situación. Podríamos decir que entrelazan necesidades esperando mejorar pero lo que se obtiene es un vacío cada vez más grande del cual no saldremos si no hay conciencia de que nuestra vida esta siendo afectada por nuestro propio proceder.

Raíces de la Codependencia

La codependencia nace de una fuerte necesidad de aceptación, esto se debe a un ambiente familiar en el cual nunca hubo aprobación, donde no se genero un vinculo adecuado por parte de las personas más significativas para la persona (Padres), muchas veces estas personas usan al esposo(a) o hijos para resolver relaciones que en el pasado no fueron resueltas, aun si esta persona en el pasado haya muerto.

Cuando se vive una experiencia en la infancia de un padre adicto y una madre codependiente el hijo puede adquirir el mismo patrón de comportamiento aprendido de la madre o de quien ejerza el papel de codependiente.

Al tener una experiencia de amor condicionado desarrollamos mayor dependencia por el deseo de ser aceptados por los demás, comenzamos a complacer y a acostumbrarnos a los demás para sentir que verdaderamente nos aman.

Características del codependiente:

Los codependientes al igual que los adictos desarrollan un trastorno de personalidad narcisista, la capacidad de valoración de sí mismo, ya sea positiva (prepotencia) o negativa (victimizacion. En la codependencia se da mucho mas la segunda, pues necesitan adoptar este papel para manipular al otro.

  • No tiene conciencia de sí mismo, no sabe quien es.
  • No confía en las demás personas a las que trata de influir.
  • Siempre busca personas con necesidades emocionales para poder controlar, manejar y solucionar sus vidas.
  • Es sobreprotector
  • Autoestima baja, no se da cuenta que se aprovechan de el.
  • Necesita sentirse indispensable para lograr seguridad.
  • Necesita dar a los demás para no sentirse culpable.
  • Se toma la vida demasiado en serio no la disfruta
  • Se le dificultan las relaciones de pareja, pues teme ser herido.
  • Siente ansiedad en la toma de decisiones por temor a equivocarse.
  • Siente una profunda ira cuando los demás no hacen lo que él dice.
  • Tiene miedo de enfrentar su vida por eso busca en quien esconderse.

Cuando una persona construye su vida a través de la vida de los demás y no toma en cuenta sus necesidades, no constituye una madurez ni una autonomía propia. Se consume y se autodestruye para complacer al otro hasta crear un desorden psicológico.

Todo afecto que no esta produciendo paz interior genera angustia y culpa (codependencia) es destructivo en la medida en que se desarrolla un apego patológico, obsesivo, por lo tanto, al no producir paz interior no hay crecimiento espiritual y no lleva a una felicidad real.

El amor verdadero es el que nos permite crecer mutuamente por que nos estamos dando amor a nosotros mismos, lo proyectamos y recibimos exactamente lo mismo. El principio fundamental del ser no es complacer siempre al otro o ser lo que los demás esperan de mi, es aceptarme tal como soy y tener humildad consigo mismo. Debemos pensar que todo lo que pasa alrededor es solo mi reflejo por lo tanto estoy dando lo que recibo. Cuando algo ande mal en nuestras vidas permitámonos reflexionar regalémonos un espacio, un dialogo interno sobre nuestro pensar y nuestros actos para así crecer como persona y encontrar soluciones por nosotros mismos que nos permitan sentirnos a gusto con nuestras decisiones.

 

Adriana Jaramillo Soto

Psicóloga de Familia

FUNDACIÓN GENESIS

 

Derechos protegidos - Fundación Génesis Inicio   |    Nosotros   |    Tratamiento   |    Actividades   |    Nuestro Equipo   |    Contáctenos