Inicio   |   Contáctenos

ALCOHOLISMO

El alcoholismo es consumo excesivo de alcohol que causa una dependencia con características de adicción a las bebidas alcohólicas . Se caracteriza por la constante necesidad de ingerir sustancias alcohólicas. Así como por la pérdida del autocontrol, dependencia física y síndrome de abstinencia. Esta enfermedad crónica interfiere también en la salud mental, social y familiar así como en las responsabilidades laborales.

El abuso del alcohol

Una persona abusa del alcohol cada vez que se embriaga, y según la Organización Mundial de la Salud una persona es alcohólica cuando se embriaga una vez por semana o más, esta definición no es muy clara pues ciertos alcohólicos nunca se embriagan, pero beben todos los días, y otros beben dos veces al mes hasta perder la conciencia. Lo más importante es considerar la necesidad que experimenta la persona de ingerir alcohol y el carácter compulsivo que se manifiesta, junto con la frecuencia y las consecuencias con su comportamiento.

Efectos del alcohol en el organismo

Esto dependerá de la concentración de alcohol en la sangre, del estado físico, de la velocidad con la que se ingiera, de la cantidad de alimentos consumidos y de factores ambientales. Las sensaciones iniciales son de bienestar, relajación, disminución de la inhibiciones y alteración de las sensaciones, luego se manifiestan comportamientos exagerados y perdida de coordinación motora, equilibrio y visión doble. Cuando la concentración alcanza el 0.1% se produce un estado tóxico, en el cual la persona no coordina ni su pensamiento ni sus movimientos, al llegar al 0.5% se da perdida de conciencia, y al llegar al 0.55% se produce la muerte . El alcohol es asimilado a través del hígado y solo del 5 al 10% es eliminado por la orina, la respiración y el sudor, su uso crónico disminuye la capacidad del organismo para asimilar nutrientes y de esta manera hay una disminución del sueño, depresión, agresividad y deterioro del comportamiento social.


Causas y Consecuencias de consumo de alcohol

El alcoholismo es un tipo de drogodependencia. Y se clasifica en dos tipos de dependencia la física y la psicológica.

La dependencia física

Se refleja por sí misma, cuando se interrumpe la ingesta de alcohol, con síntomas a la tolerancia cada vez mayor al alcohol y enfermedades asociadas a su consumo.

El efecto directo del alcohol se da en el sistema nervioso con la depresión, como resultado de la disminución de la actividad se manifiesta ansiedad, tensión e inhibiciones. Incluso un bajo nivel de alcohol dentro del cuerpo enlentece las reacciones. La concentración y el juicio empiezan a empeorar. En cantidades excesivas, el alcohol produce una intoxicación y envenenamiento.

El alcohol afecta a otros sistemas corporales, como irritación del tracto gastrointestinal con erosiones en las paredes del estómago debidas a las náuseas y vómitos. Las vitaminas no se absorben bien, y esto ocasiona deficiencias nutricionales en los alcohólicos de larga evolución. También ocasiona problemas en el hígado (cirrosis hepática).

El sistema cardiovascular se ve afectado por cardiopatías. También puede aparecer una alteración sexual causando una disfunción en la erección del pene en el hombre y una desaparición de la menstruación en la mujer. El consumo de alcohol durante el embarazo puede causar problemas en el desarrollo del feto, produciendo el llamado síndrome fetal del alcohol.

Factores psicológicos

Entre estos encontramos la necesidad de consuelo para la ansiedad, conflictos en las relaciones personales, baja autoestima.

Factores sociales

Se identifica la facilidad de consumo de alcohol, la aceptación social del consumo de alcohol, estilos de vida de stress.

Dependencia y tolerancia al alcohol

Al alcoholismo modifica el metabolismo, y cuando este se suspende se produce el síndrome de abstinencia muy agudo caracterizado por el temblor , ansiedad, confusión y crisis alucinatorias que desembocan el Delirium Tremans.

El desarrollo de la dependencia del alcohol puede ocurrir entre los 5 y 25 años siguiendo una progresión. Primero se desarrolla la tolerancia alcohol. Esto ocurre en personas que son capaces de consumir una gran cantidad de alcohol antes de que se noten los adversos efectos.

Después de la tolerancia aparecerán los lapsus de memoria. Más tarde aparece la falta del control de beber, y la persona afectada no puede permanecer sin beber, lo necesita para desarrollar su vida diaria.

Los problema más serios son las complicaciones físicas y mentales. Algunas personas son capaces de conseguir un control sobre su dependencia en las fases tempranas antes de la total pérdida del control.

Predisposición genética

Investigaciones han demostrado que padres alcohólicos tienen hijos predispuestos a serlo, esto significa que el alcohol es asimilado de una forma especial por el organismo, lo que facilita la dependencia más fácilmente.

Indicadores para identificar el alcoholismo

•  Tendencia a ingerir alcohol cuando se experimenta nerviosismo y tensión.

•  Tolerancia de los efectos del alcohol.

•  Lagunas frecuentes de memoria cuando se actúa de una manera normal.

•  Tendencia a beber a escondidas.

•  Beber solitario.

•  Tener provisiones de alcohol antes que cualquier cosa.

•  Beber muy rápido e imposibilidad de detenerse.

•  Episodios de pérdida de memoria asociados al consumo de alcohol

•  Eludir el tema de alcoholismo ( negación).

•  Negar la apariencia física.

•  Atribuir las faltas a los demás.

•  Episodios de violencia asociados al consumo de alcohol.

•  No ingerir alimentos mientras se bebe.

•  Dolor abdominal, calambres, entorpecimiento y temblores

•  Consumo regular o frecuente experimentado como necesidad que se disfraza como algo normal de divertirse o como exigencias sociales.

¿Por qué una persona se convierte en alcohólica?

El agravante es el que su uso no sea sancionado socialmente sino hasta que se sobrepasas los limites. Los factores más comunes que influyen pueden ser sentimientos de inadecuación, baja resistencia a la frustración y ala tensión, conflictos permanentes que no se resuelven, tendencias a huir y no enfrentar las dificultades y condiciones facilitadoras del ambiente.

¿Se requiere internar a una persona alcohólica?

El deterioro tanto orgánico como psicológico es tal que el tratamiento no será necesario, pues es un tipo de enfermedad que perturba a la persona como un todo a su familia ya l medio en el cual vive por lo tanto es necesario recibir ayuda de carácter familiar, social y psicológica.

Uso del alcohol relacionado con otras sustancias.

La totalidad de las sustancias psicoactivas suelen ingerirse con el alcohol, lo cual resulta fatal especialmente si se mezclan dos depresores como son el alcohol, barbitúricos, sedantes y ansiolíticos.

 

Derechos protegidos - Fundación Génesis Inicio   |    Nosotros   |    Tratamiento   |    Actividades   |    Nuestro Equipo   |    Contáctenos